Egipto ya defendía el medio ambiente en tiempos de los faraones
Español Valencià Català Gallego Euskera English
Noticias de deportes, sociedade, economia, cultura, ciencia e tecnologia en <strong>Moncloa Aravaca</strong> Moncloa Aravaca

Egipto ya defendía el medio ambiente en tiempos de los faraones

La reciente celebración de la Cumbre del Clima recuerda el esfuerzo de este país desde siempre

Egipto ya defendía el medio ambiente en tiempos de los faraones
mércores, 30 de novembro de 2022

Hamdi Zaki*
 
No es casual que Egipto haya sido elegido anfitrión de la Cumbre del Clima (COP27) que acaba de tener lugar en Sharm el-Sheij a orillas del Mar Rojo, ya que los egipcios desde la Antigüedad procuraban siempre proteger el medio ambiente y también la paz mundial.
 
Ya uno de los textos del Libro de los Muertos (hacia el 1540 a. C.) del Antiguo Egipto exponía unas confesiones que hacía el difunto para defenderse ante el juicio final de Osiris. Decía: “Yo no maté a nadie, yo no ensucié las aguas del Nilo”... entre otros méritos en su defensa. También en un relieve aún más antiguo, de la tumba de Mirarukka del año 2340 AC en Sakkara de la época del faraón Titi, se ven pescadores egipcios devolviendo peces pequeños al Nilo y construyendo redes con agujeros grandes para permitir la devolución de los peces pequeños, y pescar sólo los más grandes. El amor a los animales se demostraba en otro relieve en la misma tumba donde se muestran varios veterinarios operando a un animal. Además muchos animales eran sagrados e intocables, como el halcón, el toro, el carnero, el león, el cocodrilo, el gato, el ibis, el escarabajo, el hipopótamo, el babuino, la vaca, el buitre, la cobra y el gato entre otros.
 
Muchos egipcios de hoy consideramos que deberíamos aprender mucho de nuestros antepasados quienes cuidaban el Nilo mejor que nosotros hoy en día a pesar de los medios modernos que disponemos. También cuidaban las riquezas y los corales del Mar Rojo.
 
Proteger el medio ambiente y a los humanos
 
Egipto también protegió el mundo de los hicsos vencidos por Amosis I y de los hititas derrotados por Ramsés II de las dinastías XVIII y XIX, y más recientemente de los tártaros y de los mongoles vencidos por los sultanes Kotoz y Bybars en la época de los mamelucos en los siglos XIII al XVI. También los egipcios estamos orgullosos de haber sido el refugio de judíos, como la Sagrada Familia cuando huyó de Herodes, cuya cripta se conserva y se visita en el barrio copto de El Cairo.
 
Los egipcios para afrontar las malas consecuencias del cambio del clima habían inventado el Nilómetro para calcular bien la fecha y el modo de preparar la tierra y de sembrar la cosecha, así se destaca en un relieve en el templo de Kom Ombo que representa el calendario egipcio más antiguo, donde se demuestra que conocían las estaciones del año, que para ellos eran tres porque no existía el otoño en su calendario, habían inventado los días del año que eran 365 y en época ptolemaica se añadió el año bisiesto.
 
Todo ello era para organizarse para el posible cambio del clima o las inundaciones y para estas últimas habían construido las primeras presas de la historia y también los canales de riego.
 
El egipcio también daba mucha importancia a la limpieza, se han encontrado en distintas excavaciones materiales y productos de limpieza personal, jabones, perfumes, cremas, tijeras para arreglar el bigote, la barba y el cabello, así como productos de limpieza de sus casas. Los egipcios sabían que los cadáveres había que cuidarlos para evitar enfermedades tales como el cólera si se dejan sin enterrar, lo que solía ocurrir hasta que inventaron la momificación. Fueron los primeros que crearon los baños y los aseos, y así se comprueba en los restos de baños en Tel el Amarna de la época de Nefertiti y Akhenatón, suegros de Tutankhamón 
 
Importancia del sol y el aire
 
En sus casas solían hacer un patio en la planta baja para la entrada del sol para conservar mejor la salud y para conseguir una vida más sana, y en los templos hicieron agujeros en el techo bien orientados, de manera que permitía la entrada de los rayos del sol y refrescar el aire. Incluso en la célebre y espectacular Sala Hipóstila del templo del Karnak (134 columnas) se observa una especie de ventanas de piedra e hicieron el techo dos niveles para permitir la entrada del sol y el aire fresco. Tan importante era el sol para ellos que le dieron su nombre a su principal dios: Ra
 
También se preocuparon de afrontar los perjuicios del cambio del clima y de las sequías almacenando los granos que abundaban en los siete años de bienestar para que les sirvieran en los siete años de sequía, igual que lo hizo el profeta José, el primer y mejor experto de afrontar las crisis y vencerlas, que permitió a Egipto salvar a los países damnificados de la sequía y ayudar a sus hermanos cuando huyeron a Egipto para pedir ayuda.
 
Cabe mencionar que Egipto también era el granero de Roma, y a día de hoy procura tener un papel influyente a nivel mundial para la salvación de la Humanidad de los peligros actuales, de ahí su interés en hospedar cumbres que puedan ser útiles para todo el planeta.
 
Cumbre del Clima ¿éxito o fracaso?
 
Volviendo a la Cumbre del Clima que cerró sus actividades hace unos días vale la pena recordar qué objetivos tenía y cuáles son los resultados, y si los países más poderosos y más culpables de dañar el medio ambiente del planeta, han cumplido con su responsabilidad.
 
Egipto se preparó para llevar a cabo los objetivos anunciados en la anterior Cumbre del Clima que tuvo lugar en Glasgow en 2021 (retrasada de 2020 por el coronavirus). Egipto había preparado una agenda intensa con un programa variado que incluía un día de debates para distintos temas: investigación, proyectos para la eliminación del carbón, mejor agricultura, las aguas y su protección, la energía, la mujer, la juventud y el cambio biológico, entre otros.
 
Entre las propuestas que presentó Egipto figuraban:
 
- Reducir el aumento de la temperatura del planeta para que no subiera más de 1,5 grados.
- Reducir el uso del carbón hasta su eliminación gradualmente.
- Apoyo de los países más poderosos con 125.000 millones de dólares a los países en desarrollo.
- Apoyo a los proyectos de protección al clima con 100.000 millones de dólares. (Según la ONU hata el año 2030 serán necesarios al menos 340.000 millones).
- Prohibir la destrucción de los bosques...
 
El resultado fue menor de lo que se esperaba ya que casi no se llevó a cabo nada de lo prometido, y por eso el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, les pidió mayor responsabilidad a los asistentes, especialmente a los más ricos y que más emisiones globales acarrean que son China, Estados Unidos y la Unión Europea. El presidente de Egipto Al Sisi dirigió unas palabras en las que pidió proteger el clima y trabajar entre todos para el freno inmediato de la guerra en Ucrania.
 
Egipto preparó una impresionante infraestructura, con unas salas de reuniones de grandes dimensiones de más de 50.000 m2. Asistieron a la COP27 en Sharm el-Sheij presidentes, jefes de Estado y reyes de más de 50 países y más de 35.000 participantes de más de 100 países.
 
Aún hay esperanza que los países más poderosos cumplan con sus promesas para que haya paz, menos hambre y menos contaminación.
 
* Hamdi Zaki es egiptólogo, escritor miembro de FEPET y exconsejero de Turismo de Egipto para EEUU, España, Portugal y América Latina.

colaborar:Junta Moncloa - AravacaComunidad de Madrid
PORTALDETUCIUDAD.com Portal da Rede
Condicións de uso - Política de privacidade - Política de cookies